Causas de la osteoporosis

Qué provoca la osteoporosis

Son muchas las causas de la osteoporosis. Incluyen entre ella factores nutricionales, físicos, hormonales, genéticos y raciales. Entre los más importantes están:

Deficiencia de calcio. La insuficiencia de calcio puede ser provocada por dos factores principales; poco consumo o mal metabolismo. La baja ingestión de calcio acelera la pérdida de hueso, mientras que un aumento retarda ese proceso. El mal metabolismo puede deberse a una disminución de la absorción relacionada con la edad o una inadecuada ingestión de vitamina D, poca exposición a la luz del sol o la interferencia de ciertas drogas tales como la tetraciclina, los corticosteroides o el aluminio que contienen algunos antiácidos.

Falta de ejercicio regular. Los individuos inmovilizados pierden hueso con gran rapidez. En cambio, las personas que hacen ejercicio físico regularmente parecen estar más protegidas contra esa pérdida. Los esfuerzos del hueso producidos por la contracción muscular y la gravitación estimulan la formación del hueso. Los ejercicios que tiran y tensionan a los huesos largos, tales como el caminar y el saltar, parecen ser los más beneficiosos.

El sexo. Las hormonas sexuales desempeñan un papel importante en mantener a los huesos fuertes. Cuando una hormona femenina, el estrógeno, disminuye después de la menopausia, los huesos contribuyen con su propio calcio para satisfacer las necesidades metabólicas del cuerpo. Esta es la razón principal de que las mujeres son ocho veces más propensas a tener osteoporosis que los hombres. Los hombres sufren menos de esta enfermedad porque sus huesos son más grandes y su masa muscular mayor y tienden a hacer actividad física con mayor frecuencia que las mujeres. Los hombres suelen consumir más alimentos ricos en calcio que las mujeres.

Otros hechos adicionales que contribuyen a la osteoporosis son:

  • Factores genéticos.La osteoporosis tienden a heredarse de generación en generación.
  • Excesos dietéticos.Algunos contribuyentes de la dieta, tales como las proteínas, el alcohol, la cafeína, cuando son consumidos en exceso, puede contribuir a la pérdida ósea.
  • El tabaco.Como hicimos notar antes, los estudios indican que las mujeres que fuman son más propensas a tener pérdidas de masa ósea que las que no fuman.