¿Cómo se contagia y se evita la rabia?

Prevenir la rabia

El primer síntoma es una sensación de angustia, cefalalgia, fiebre, malestar general alteraciones sensoriales imprecisas, a menudo relacionadas con el sitio de una herida consecuencia de la mordedura de un animal rabioso.

La enfermedad evoluciona hasta presentar parálisis, produciendo espasmos en los músculos de la deglución cuando el paciente trata de tragar, provoca miedo al agua (hidrofobia). Después aparecen delirio y convulsiones. La duración normal de la enfermedad suele ser de dos a seis días, a veces más; al parecer la muerte sobreviene a consecuencia de parálisis respiratoria.

¿Cómo se Contagia?

La enfermedad es poco común en el hombre; es primordialmente una enfermedad de los animales. Se presenta en todo el mundo. La rabia urbana ocurre principalmente entre los perros y de vez en cuando en otros animales domésticos; la rabia selvática o rural afecta especialmente a los carnívoros salvajes y murciélagos y espasmódicamente a los perros o al ganado domestico.

Por medio de la saliva cargada de virus, del animal rabioso, se introduce por mordedura (rara vez por un rasguño u otra lesión reciente en la piel). También transmisión de la enfermedad a los animal murciélagos por vampiros infectados es común. La mayoría de los animales de sangre caliente son susceptibles.

¿Luego de contagio que se hace?

  • Limpiar inmediatamente la herida con agua y jabón.
  • La herida no debe ser saturada.
  • Se le debe dar dosis total de suero hiperinmune alrededor y debajo de la herida.

¿Cómo Prevenirnos?

La prevención especifica de la rabia en el hombre se basa en la administración de suero, y vacuna antirrábica lo más pronto posible después de la exposición.

  • Si es mordido proceder a la captura del animal, para ser sacrificado.
  • Administrase el suero antirrábico o la vacuna, o bien ambos, según indique el médico.
  • Proceder a la vacunación preventiva de todos los perros y entre otros animales que son propensos a contagiarse con este mal.

Los perros y gatos rabiosos generalmente sufren un cambio de conducta, con irritabilidad y parálisis, seguidas de la muerte; y si el animal es infectante en el momento de la mordedura, los signos de la rabia en el animal se presentan generalmente dentro de cinco días.