Ejercicios en ayuna

¿Beneficioso o perjudicial?

En todas partes del mundo se discute acerca de si el ejercicio sin haber consumido ningún alimento es positivo o negativo para la salud. Existen muchas posturas al respecto, algunas que lo avalan y otros que dicen que es muy negativo para la salud. El día de hoy les traemos algunas de esas opiniones brindándoles los pros y los contras que pudimos encontrar.

No existe un problema de mucha gravedad por el que no puedes realizar ejercicios durante la mañana en ayunas, pero si existen ciertas cuestiones que son condicionantes de cómo trabajará tu organismo.

Por lo general el problema más habitual es la falta de costumbre de realizar actividades físicas sin haber consumido algún alimento anteriormente. Esto, si tú no estás acostumbrado, por lo general lleva a que tu cuerpo necesite energía que no posees y puedes descompensarte o inclusive desmayarte.

El ayuna significa no haber consumido ningún tipo de alimento durante las ocho horas previas al ejercicio ya que luego el organismo sólo comienza a utilizar las reservas que posee.

Lo que sucede cuando hacemos ejercicios en ayunas es que, además de quemar algunas grasas, también se queman azúcares, posibilitando que la persona entre en hipoglucemia. Esto genera un peligro para la salud, siendo necesaria la atención de un médico.

En ocasiones lo que sucede es que además se quema la masa muscular para poder sustituir esa falta de nutrientes que necesita el organismo, ingresando a lo que se llama un catabolismo muscular.

Otro problema es que si nosotros pretendemos desayunar luego, por lo general, además de recuperar las grasas que perdimos, tenemos la posibilidad de recuperar una mayor cantidad de grasas si el desayuno tiene mayor porcentaje del que hemos perdido.

Si bien el ejercicio en ayunas, nos ayuda a perder grasa del cuerpo, no nos permite aumentar la masa muscular. Esto quiere decir que, si lo que pretende lograr con el ejercicio es aumentar la musculatura, el ejercicio en ayunas lo estará haciendo en vano.

Como conclusión podemos decir que hacer ejercicios en ayunas no es lo ideal, aunque si uno tiene en claro sus metas y la manera de alimentarse probablemente le resulte positivo para perder peso.