Infección en las vías urinarias

Causas de la infección de orina

Por lo general, las infecciones en las vías urinarias son más habituales en mujeres que en hombres, a pesar de que no existe una razón puntual que pueda justificar esta situación. La infección urinaria se refiere a que cualquiera de los organismos que intervienen en el proceso de orina están infectados, ya sean las vísceras, la vejiga, la uretra, el uréter o la próstata.

Las infecciones urinarias son causadas habitualmente por bacterias que se colocan en la superficie de la vagina o que se introducen hacia los riñones. Los síntomas de la infección son tan claros que es fácil identificar el problema. Algunos de ellos son el ardor o quemazón a la hora de orinar, la excesiva cantidad de veces para ir al baño pero en pocas cantidades, el dolor en los riñones o el vientre, el color de la orina que suele ser turbio, el olor fuerte o presencia de sangre en la orina. En algunos casos la producción de fiebre.

En cualquiera de estas ocasiones lo primero que debes hacer es asistir a tu médico de confianza para que realice las pruebas necesarias para saber si tienes o no la infección y de qué manera puedes erradicarla.

En ocasiones, en las mujeres embarazadas y las personas mayores se debe tener un control más exhaustivo de la situación ya la infección se presenta con mayor gravedad.

Existen algunas cuestiones que podemos hacer para evitar o prevenir la infección urinaria y estas cuestiones son, el consumo de agua por día, la no retención de orina, la utilización de ropa interior de algodón y suelta, evitar la humedad, entre otras cosas.

Otra cuestión importante que en ocasiones genera grandes problemas en cuanto a las infecciones urinarias es el consumo autónomo de medicamentos. Debe evitar consumir algún medicamento sin consultar al doctor porque esto puede generar una infección aún mayor y más grave, generando que las soluciones sean más complejas.