La descalcificación de los huesos

Cuidado de la osteoporosis

La descalcificación o desgaste de los huesos, más conocida como osteoporosis, suele aparecer en personas maduras. A la larga, es una enfermedad que puede ser muy perjudicial por lo que, una vez que descubramos que la tenemos, debemos comenzar un tratamiento para el cuidado de manera inmediata. En algunos casos, la enfermedad provoca la rotura de algunos huesos por la fragilidad que los mismos presentan a causa de la falta de calcio.

Siempre es aconsejable, así usted no tenga osteoporosis diagnosticada, que lleve ciertos cuidados para que cuando aparezca la enfermedad sea lo menos nociva posible.

A continuación le daremos algunos consejos con el fin de cuidarse durante y antes de la osteoporosis.

En primer lugar es importante que no cambie de peso bruscamente sino mantenerse lo más equilibrado posible. De esta manera no aplicara grandes cantidades de peso sobre los huesos ni los dejará sin fuerza. Con esto es importante que siempre siga una dieta lo más equilibrada posible, manteniendo un organismo regular. En segundo lugar, y siguiendo con lo anterior, la dieta debe estar libre de comidas (o lo más libre posible) que no le den ningún tipo de fuerza a los huesos. Algunos de los alimentos que más fuerza le dan a los huesos son las frutas, las legumbres y las verduras. Si bien es importante comer carne, hay que combinarla siempre con los alimentos mencionados anteriormente manteniendo la cantidad de proteínas adecuadas para mantener la musculatura.

Otra cuestión importante es el abuso en el uso de la sal: debe ser evitado porque genera mayor desprendimiento del calcio en la orina, además claro de poder generar otras enfermedades como la subida de tensión.

Algo más a tener en cuenta es intentar no consumir alcohol o cigarrillos porque acrecienta el problema en los huesos, llevar una vida sana realizando la dieta equilibrada que mencionamos anteriormente y algo de ejercicio es lo más recomendable para esta condición.

Otra de las cuestiones importantes es el consumo de agua diario. Lo recomendable es consumir entre 2 litros o más de agua por día.

Se puede vivir muy sanamente con osteoporosis, solamente se necesita la consulta médica usual y seguir los consejos anteriormente mencionados.