Tratamientos de la anorexia nerviosa

Cómo tratar la anorexia nerviosa

Generalmente estos pacientes llegan a la consulta cuando ya se ha instalado en ellos la inanición. Sería importante poder detectar la enfermedad en forma precoz, porque una vez establecida, sólo un tercio se cura, otro tercio mejora pero continúa con problemas durante mucho tiempo: vive en estado de malnutrición y cronicidad de la sintomatología psicológica; y el 5 ó 10% restante probablemente muere.

Entre el 40 y el 60% de los pacientes pueden mejorar espontáneamente a los 4-6 años. En general, rechazan la ayuda diciendo que no la necesitan e insisten en su derecho de ser tan delgadas como desean.

Algunos casos requieren internación para lograr la estabilidad nutricional; otros permiten el tratamiento ambulatorio, que mantiene a la paciente dentro del marco del hogar.

La preocupación más urgente del médico en una u otra situación es lograr que la paciente coma y aumente de peso, agregándose las calorías en forma gradual. Esto es, sin lugar a dudas, la clave del comienzo.

La hospitalización ofrece mayores garantías acerca de la alimentación; se aconseja que en este punto estén implicados la menor cantidad posible de profesionales pues la paciente pudee incurrir en manejos e intentar predisponer a unos contra otros.

La tarea de la enfermera es de vital importancia; requiere firmeza y ecuanimidad junto a una actitud positiva y maternal; tiene que estar atenta a engaños y manipulaciones (por ej. Tirar la comida); aunque compasiva, no debe caer en manejos por problemas emocionales de la paciente. Esta debe ser reasegurada de que el plan será flexible, teniendo en cuenta las ansiedades y el temor al engorde.

En la medida en que éstos disminuyan y la paciente vaya reaprendiendo a alimentarse de acuerdo a sus necesidad nutricionales, se disminuye la vigilancia.

El equipo profesional deberá esforzarse porque la paciente no se siente oprimida, violentada o impotente; se alienta, en cambio, el aumento de peso en una atmósfera en la cual la enferma siente que controla la situación y es ella quien llega a desear aumentar de peso.